sábado, 29 de enero de 2011

Poemas de barra II: Boom, boom.

Clin, clin los hielos.
Glup, glup el ron.
Boom, boom mi corazón.


En una barra repleta y sucia;
nada que decir, todo por contar.
Almas perdidas en un bar.



Clin, clin los hielos.
Glup, glup el ron.
Boom, boom mi corazón.

Platos rotos y tejos tirados,
faldas cortas, tacones lejanos.
Tristezas, destinos encontrados.

Clin, clin los hielos.
Glup, glup el ron.
Boom, boom mi corazón.

Codos manchados, rubias perdidas;
Viejos que miran sin alegría.
Labios pintados, risas vacías.

Tic, tac la noche.
Glup, glup el ron.
Boom, boom mi corazón.

5 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta, Tony. Original e innovadora. Muy chula. Las horas de biblioteca son productivas, al fin y al cabo...

    ResponderEliminar
  2. Tiempo que pasa sin prisa y con ganas de calma y horas en punto. Cristales que mueren perdiendo su sangre de grados amargos, ofreciendo a esas gentes momentos perdidos que nunca existieron. Corazón confundido, que puede asomarse a ventanas de vistas y soleadas mañanas, en vez de a la noche que busca beberse tu dulce mirada, a cambio de nada.

    Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. El poeta de Chamberí
    se ha cansado de escribir
    porque va saltando de sueño en sueño
    como la rana salta de nenúfar en nenúfar.
    Come un mosquito,
    cosa que poco le llena.

    ResponderEliminar