domingo, 21 de noviembre de 2010

Poesía en caida libre I: En el paraiso de la incertidumbre...

... Allí sobre una cama de piedra,
en una isla perdida en el Mediterráneo,
solo estábamos Ella, el salitre y yo.
Poco nos importaba la incertidumbre...

Piel de Sol y ojos de mar
Se fundían en mis labios salados.
dos almas entre mil en la noche
que se sonríen por casualidad.
Te cambio una sonrisa por un beso...

-¿Nos vemos en aquella plaza?
-Claro que si muñeca.
Caricias de amor,
Pero con sábanas de hotel de frontera.
¡Buenos días princesa!

Aprendimos en 7 días de la vida,
De las ideas, del arte de reír y de la Pasión.
La desconfianza se hizo nuestra amiga,
y nos mostró su otra cara.
Todo lo demás no importaba.

Y ahora en la Gran Ciudad
sumido en la rutina de mis pensamientos
donde todo parece más lejos,
a veces miro al sol y meto los labios en sal
solo para recordar.
Recordar que un día estuve en el paraíso.

8 comentarios:

  1. Este es el mejor de todos los que has escrito.

    Los otros aunque rimen, son un poco mierda. Parecen sacados del siglo XVII. Sigue por ese camino!!!!

    ResponderEliminar
  2. No pretendo que solo rimen, creo que hay en mensaje en ellos a parte de la estética. Las "mierdas del siglo XVII" que tu dices me han transmitido mucho más que las mierdas que uno puede leer hoy en día, por eso me he dejado influenciar por ellas, pero admito tu consejo.

    ResponderEliminar
  3. Las 'mierdas del siglo XVII' son lo mejor que ha parido la poesía de este país...

    ResponderEliminar
  4. Si, y no te llevo la contraria. La poesía del siglos XVII estaba bien para el siglo XVII, pero no para este siglo.
    Pero que era una crítica nada más!!! ES una opinión personal, pero a lo mejor me estoy equivocando.

    Animo!!!!

    ResponderEliminar
  5. Perdon amigo si he hecho creer que decías algo equivocado...
    Es cierto que tiene ecos de otra época, que sabe a rancio pero ese rancio me parece tan nuestro, tan humano... cualquier tiempo pasado siempre sera mejor, que gran verdad. Claro que hay que modernizarse pero me gusta rendir homenaje a aquellos viejos literatos que otorgaban a la poesia un caracter moralizador y no solo hablaban de amor.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo me quedo con la medieval de Jorge Manrique. Estos son, sin duda, los mejores versos que se han escrito en castellano:

    Recuerde el alma dormida,
    avive el seso y despierte
    contemplando
    cómo se pasa la vida,
    cómo se viene la muerte
    tan callando;
    cuán presto se va el plazer,
    cómo, después de acordado,
    da dolor;
    cómo, a nuestro parescer,
    cualquiera tiempo pasado
    fue mejor.

    ResponderEliminar
  7. Apostaría por 'Desmayarse' de Lope de Vega o por 'Amor constante más allá de la muerte' de Quevedo. No lo llaman Siglo de Oro por nada...

    A Anónimo: es cierto que para la poesía contemporánea la forma soneto queda un poco anticuada, pero a mi gusto sigue siendo la más estética [bella, si así lo quieres] de todas. Y alguien que empiece a escribir poesía debe procurar curtirse con esta forma. Aquí Tonijo ya sabe muy bien que el mejor poeta 'vivo' español es Luis García Montero, y él pocos sonetos hace...

    ResponderEliminar
  8. Las palabras del Palentino Manrique son aun más celestiales si te las recuerda un gran amigo.
    Y gracias violeta por haber sido mi guia espiritual...

    ResponderEliminar